‘Ciudadano Kane’, cine en estado puro

en

El cine es una de las disciplinas artísticas más moderna que existen a pesar de contar con más de cien años de existencia. Debido a la inmediatez de su divulgación, la facilidad con que el público en general puede visionar las obras hoy y el lenguaje visual y sonoro que lo caracteriza, es el arte más popular de la actualidad.

Películas existen muchas y variadas, unas consiguen la inmortalidad y otras se quedan en el camino aparcadas en un rincón del olvido.

Entre aquellas que trascendieron su época y perduraron en el tiempo, a pesar de que tuvieron que dormir temporalmente el sueño de los justos en espera de un nuevo renacer, bien porque se adelantaron a su época, bien porque sufrieron la censura o bien porque no recibieron el beneplácito inmediato de público y taquilla, entre esas películas se encuentra ‘Ciudadano Kane’.

"Ciudadano Kane"

La ópera prima del siempre genial y controvertido Orson Wells, fue estrenada el 1 de mayo de 1941, hace ya 75 años, sin embargo, a pesar de tener críticas favorables fracasó en taquilla y cayó en el olvido poco después. No fue hasta que ayudada por la crítica europea que pudo disfrutarla tras la II Guerra Mundial y, sobre todo, tras su reestreno estadounidense en 1956 que no pudo alcanzar el Olimpo de los Dioses del celuloide. Hoy está considerada por muchos como la mejor película de la Historia del Cine.

"Ciudadano Kane, la película"

Su argumento es el siguiente: Charles Foster Kane, papel interpretado por Orson Wells, es un magnate de la prensa enormemente rico que ha estado viviendo solo en su suntuosa finca Xanadú, en Florida, durante los últimos años de su vida. Muere en la cama pronunciando la palabra ‘Rosebud’ mientras una bola de nieve de juguete cae de sus manos haciéndose añicos. La muerte de Kane es noticia en todo el mundo y el periodista Jerry Thompson, personaje que el espectador solo ve en las sombras o dando la espalda a la cámara, investiga sobre la vida privada del magnate con el objetivo de descubrir el significado de su última palabra al morir. El reportero entrevista a los amigos y compañeros del magnate presentándose de esta forma ante el público la historia a través de los recuerdos de los entrevistados.

El guión escrito por Wells y Herman Mankiewicz (hermano mayor del productor y director Joseph Mankiewicz) estuvo siempre en el ojo del huracán aún antes de ser estrenada la película. En aquellos años, y aún hoy en día, se cree que dicho libreto, cuya autoría también produjo disputas entre sus autores, está inspirado en la vida del principal magnate norteamericano de la prensa de la época, W.R.Hearst, quien llegó a ofrecer un millón de dólares por todas las copias del film para destruirlas.

"Ciudadano Kane, secuencia"

Lo cierto es que Wells y Mankiewicz no se conforman con presentar a través de su mítica cinta una superficial crítica política, lo que hacen es representar, sin velos ni tapujos, los fundamentos morales comunes a esa plutocracia que en realidad gobierna sin ser elegida democráticamente. Retratan a ese poder financiero y económico que dejará en la miseria y abandonado a su suerte incluso al más servil de sus súbditos cuando éste deje de serle útil.

Al principio, Kane no es presentado como un rico magnate de ultraderecha alejado de la realidad, al estilo del actual aspirante a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, sino que resulta ser, o parecer, un capitalista reformador que se preocupa por sus trabajadores, por la política decente y por una especie de búsqueda del ‘bien común’. Sin embargo Kane acaba transformándose, física y moralmente, en una persona decrépita a quien ya no le queda nada más que poseer, nadie a quien dominar, nada más que convertir en dinero. Pero no es sólo la historia lo que convierte a ‘Ciudadano Kane’ en una de las obras más imprescindibles de la historia del cine.

"Ciudadano Kane, rodaje"

Entre sus muchos aciertos se encuentra la técnica utilizada para rodarla, la maestría con que Orson Wells rompe la linealidad narrativa convirtiendo la película en un rompecabezas en busca de la interacción con el espectador gracias a los continuos ‘flashback’, la utilización del gran angular que gracias a los nuevos enfoques enriquecen la presentación de los personajes y los juegos de luces y sombras que consiguen crear una atmósfera cercana al expresionismo que camina perfectamente integrada en el desarrollo de la trama.

En definitiva, ‘Ciudadano Kane’ es una de esas películas que además de no dejar indiferente a quien la visiona, consiguió reinventar la forma de hacer cine aportándole nuevas formas narrativas y técnicas que cambiaron al séptimo arte para siempre.

Imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *