El Ayuntamiento de Madrid prohíbe el concierto de Soziedad Alkoholika

en

El Ayuntamiento de Madrid ha prohibido el concierto del grupo  vitoriano Soziedad Alkoholika (S. A.) previsto para el sábado en el Palacio de Vistalegre. Según el auto, colgado por el propio grupo en su Facebook, ha sido la Policía municipal la que ha aconsejado la cancelación en un informe presentado el 4 de marzo. Jesús E. Guereta, coordinador General de Seguridad y Emergencias, que firma el auto, aplica el artículo 26.1.b de la Ley de Espectáculos que faculta al Consistorio a prohibir la celebración de espectáculos en los que se prevea que se pueden producir alteraciones del orden público “con peligro para las personas y bienes”.

El Ayuntamiento considera que existen “razones fundadas” para la cancelación a raíz de lo expuesto en el informe de la Policía Municipal de Madrid. En ese documento la sección de Coordinación y Análisis enumera principalmente informaciones publicadas en la prensa.

Se habla de tres suspensiones. Una de ellas en 2008 en Leganés, realizada por la empresa gestora del recinto, y otras dos en 2009 -en Badajoz “para evitar posibles altercados” y en Salamanca “por la propia seguridad de la banda y sus seguidores debido a amenazas de grupos neonazis”-.

El informe también cita al Tribunal Supremo. A raíz de una denuncia de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el Alto Tribunal recogía en una sentencia que las canciones de S. A. estaban cargadas de “opiniones con excesos verbales hirientes y desafortunados\. Añadía que estás eran “especialmente rechazables en el momento y la ocasión, tanto en el año en que la canción se grabó 1993, como en la actualidad, sobre la actuación de determinados miembros las fuerzas de seguridad en prevención de atentados contra sus personas”.

“La AVT nos llevó hace ocho años a los tribunales acusándonos de humillación a las víctimas del terrorismo. Es cierto, al final lo lograron, pero la Audiencia Nacional tras juzgarnos nos absolvió y el Tribunal Supremo ratificó la sentencia absolutoria. Aun así para el Gobierno de Madrid priman más las falsas acusaciones que las sentencias firmes absolutorias. Así que, según ellos, debemos ser censurados porque fuimos acusados de un delito que se dictaminó judicialmente que nunca habíamos cometido”, responde la banda en su página de Facebook.

sa

El único incidente real mencionado en el informe se produjo en el festival Aúpa Lumbreiras de Villena (Alicante) en agosto de 2014. Se habla de lanzamiento de piedras a las fuerzas y cuerpos de seguridad, barricadas y corte de carreteras atribuidos a “asistentes cubiertos por pasamontañas”. “Hemos tocado en el Estado español más de 800 conciertos y unas 30 veces en Madrid: antes, durante y después de ser acusados, juzgados y absueltos y nunca ha habido altercados y ellos lo saben perfectamente. Pero se atienen a algo que sucedió en una zona de acampada y fuera del recinto del festival. Los “altercados” a los que aluden se produjeron durante las actuaciones de otros grupos, y era algo que nada tenía que ver ni con ellos, ni con nosotros, ni con nadie de los 78 grupos que estuvimos actuando allí durante 3 días (Rosendo, The Toasters…)”, rebate el grupo vasco.

S. A. atribuye la suspensión a “sectores de la extrema derecha temerosos de la diversidad cultura y la libertad ideológica que estaban presionando para provocar la cancelación de nuestro concierto. Han pasado 13 años desde que nos acusaron y comenzaron a perseguirnos sin cuartel. El mismo tiempo desde que nos pronunciamos claramente contra cualquier tipo de violencia para resolver ningún conflicto. Han pasado ya nueve años desde que fuimos juzgados y absueltos de supuestos delitos”, concluye el grupo que se ha visto obligado a cancelar al menos en seis ocasiones sus conciertos en la capital en los últimos cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *