Katy Perry desplegó toda su magia en Barcelona

en

Katy Perry desplegó anoche en el Palau Sant Jordi de Barcelona ante más de 12.000 entregados seguidores su espectáculo de música y fuegos artificiales, con el que ha iniciado la gira europea de su “Prismatic World Tour”.

"Katy Perry en Barcelona"

La cantante comenzó el concierto con uno de sus más importantes hits, “Roar”, extraído de su último álbum “Prism”, un disco que interpretó casi al completo durante la noche. Tras los primeros compases, introducidos por una especie de guerreros híbridos entre los de las películas de “Tarzán” y los centuriones romanos, la cantante apareció en escena desde el interior de un prisma.

"Actuación Barcelona Katy Perry"

Desde el primer momento, los juegos de luces, las pasarelas móviles, los escenarios elevados, los cañones de humo, los cambios de vestuario y, sobre todo, los neones, ocupando la escena o el vestuario, se han apoderado de una música que seguramente habría sonado mejor en un espacio abierto y que dista mucho de la versión en estudio.

"Prismatic World Tour Barcelona"

Tras el potente inicio la artista interpretó dos éxitos de “Teenage dream”, su anterior disco: “Part of me” y “Wide Awake”, ésto provocó el primer éxtasis colectivo de la noche; para después continuar con el repaso de su último trabajo con una fusión de los temas “This moment” y “Love me”.

El concierto continuó entre fuegos artificiales y cambios de vestuario y escenario espectaculares que no dejaron indiferentes a sus fans. Incluso Perry, muy considerada con ellos, ha tenido también su momento fan, cuando ha dejado que subiera a la pasarela lateral a un joven de Mataró, emocionado, casi fuera de sí, que le ha traducido al castellano y el catalán la frase en inglés “Estoy feliz de estar en Barcelona”.

"Katy Perry en concierto"

En mitad de la noche, la tranquilidad y los móviles al aire con sus pantallas blancas han arropado a Katy Perry para que guitarra acústica en mano cantara “By the grace of God”. Tras volver a elevar la intensidad con temas como “Walking on air” y “This is how we do”, la parte final del concierto estuvo dominada por las luces de neón.

Para estos últimos momentos Kate Perry reservó sus temas conocidos: “Teenage dream”, “California Gurls” y en los bises “Firework”, aquel tema en que la cantante convertía sus pechos en fuentes inagotables de fuegos artificiales.

Fuente: rtve.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *