La comunidad educativa se rebela por la contrarreforma universitaria 3+2

en

"La comunidad educativa se rebela por la contrarreforma universitaria 3+2"

El Real Decreto para que las universidades puedan reducir los grados universitarios de cuatro a tres años, ampliando los másteres de uno a dos años ha puesto en pie de guerra a la comunidad universitaria.

Los rectores han solicitado una moratoria para que la medida no entré en vigor el próximo curso mientras que estudiantes y sindicatos alertan de que detrás del decreto se esconde un encarecimiento de la enseñanza superior y el progresivo camino hacia el elitismo universitario. Por eso surge la pregunta: ¿Podrán estudiar en la universidad los hijos de los obreros?

El actual sistema universitario se estructura en cuatro años de estudios de grado, más un año de máster. Es lo que se conoce como 4+1. El Real Decreto aprobado por el Gobierno central busca la transformación de ese sistema en otro: 3+2. O lo que es lo mismo, tres años de estudio de grado y dos de máster.

La primera consecuencia es evidente, según el sindicato STEE-EILAS. “El encarecimiento de las carreras. El coste de un crédito de máster es sensiblemente superior al del crédito de los grados, puede ser hasta tres veces más caro. Más dificultades para que las clases menos favorecidas puedan acceder a estudios universitarios”.

El portal del diario.es publica que Pablo García de Vicuña, responsable de la Federación de Enseñanza de CC OO Euskadi, cree que la pretensión del Gobierno evidencia su intención de recortar el gasto público que las administraciones dedican a la enseñanza superior. “Nos encaminamos hacia una universidad de élite, con lo que eso conlleva. Y académicamente es otra vuelta de tuerca intentando meter con calzador en tres años lo que ahora se da en cuatro”, advierte.

La reducción de los grados de cuatro a tres años convertirá los grados actuales aún más si cabe en una enseñanza de “carácter básico y generalista”, recalca STEE-EILAS, lo que impedirá “acceder a puestos de trabajo cualificados y especializados”.

Eso significa que para adquirir la cualificación “especializada” que abra las puertas al ya de por si complicado y competitivo mercado laboral será necesario “duplicar la duración y el coste actual por medio de dos másteres en lugar de uno”.

Finalmente desde la comunidad educativa puntualizan que el modelo actual ha sido implantado demasiado recientemente como para cambiarlo ahora, que no ha habido margen para evaluar los pros y contras del sistema universitario Bolonia. “Las primeras generaciones de Bolonia apenas han acabado sus estudios y todavía quedan alumnos y alumnas del anterior plan de universidades. No se ha evaluado el resultado del sistema 4+1, y la propia Conferencia de Rectores denuncia que no se han hecho estudios previos y los indicadores que tenemos lo desaconsejan”, recalca STEE-EILAS.

Fuente: eldiario.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *