La trampa de la retirada de la ley antiabortista de Gallardón

en

Tras retirar el proyecto de reforma de la ley del aborto de Gallardón la intención del Partido Popular es ahora modificar, a la carrera y a través del Tribunal Constitucional, la actual ley.

Se prevé que esto suceda a finales de este año o principios de 2015 y para ello piensan servirse del recurso de inconstitucionalidad que presentaron en junio de 2010 al Tribunal Constitucional contra la actual ley del aborto de Zapatero. Dicho recurso cayó en 2012 en manos de Andrés Ollero, un magistrado antiabortista del Opus Dei, quien ha elaborado una ponencia para avalarlo.

Cuando el PP ganó el gobierno apareció el proyecto de reforma de la ley del aborto impulsado por Gallardón que provocó que el recurso quedara paralizado, aunque en febrero de 2014 el Tribunal Constitucional confirmó que su tramitación ha concluido, en previsión de que se aprobara o no la nueva ley.

Tras la dimisión de Gallardón y la retirada de su proyecto el gobierno del PP ha afirmado que “no se aprobará una nueva ley sino que se reformará la existente” y así se lo ha garantizado Soraya Sáenz de Santamaría directamente al Vaticano.

Pretenden retomar el recurso de inconstitucionalidad de 2010 y para ello cuentan con el apoyo incondicional de Francisco Pérez de los Cobos, actual presidente del Tribunal Constitucional y militante del PP.

“Fuentes jurídicas aseguran a elplural.com que Pérez de los Cobos va a sacar del cajón el recurso que el PP presentó a la ley ZP, y ” se modificará la ley al gusto de los antiabortistas (…) Lo que va a suceder ahora, nos dicen “es blanco y en botella: el gobierno ‘popular’ tiene una mayoría muy amplia de jueces conservadores en el Alto Tribunal que les asegura un resultado favorable a sus intenciones…, paralizada la iniciativa política, se reactiva la judicial”. Para la oposición resultaría más difícil atacar al Gobierno y al PP con una decisión del Constitucional que con una decisión política. En las mismas fuentes jurídicas se nos apuntan las ventajas políticas que para el Gobierno podría acabar por tener el asunto. Resultaría más embarazoso para grupos feministas y de la izquierda contestar una resolución del Constitucional, que en principio hay que creer que viene justificada en la Constitución, que una generada en el Gobierno por motivos políticos.”

Con este movimiento el PP de Mariano Rajoy se ha asegurado una doble victoria en su guerra interna: por un lado retira a Gallardón de la lucha por el poder y por otro satisface los intereses de la Iglesia Católica y su sector más ultra, que ya ha amenazado con retirarles el voto.

Al PP le interesa seguir adelante con el recurso antes que aprobar una nueva ley porque ésta podría ser cambiada por el siguiente gobierno, mientras que las sentencias del Tribunal Constitucional son inapelables.

Ya lo dijo el presidente, “lo que no podemos tener es una ley que cuando llegue otro gobierno la cambie al medio minuto”.

Rajoy también ha afirmado que pretende aprobar a finales de año un “Plan Integral de Apoyo a la Familia”, cuyo borrador incluye sin ningún género de duda la defensa de la vida durante la concepción, “Protección del no nacido durante su crecimiento y desarrollo, estableciendo y proporcionando a la madre la información e instrumentos necesarios que le faciliten continuar con su embarazo”.

Fuente: informasol.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *