La UE, expresión del dominio de clase

Cuando James Carville, asesor de Bill Clinton en la campaña de las presidenciales estadounidenses del 92, popularizó la famosa –y lapidaria- frase «La Economía, estúpido» (más tarde se añadió el verbo «Es», ausente al principio) como mantra con fuerza para derrotar al guerrero victorioso Bush, estaba poniendo sobre la mesa, seguramente sin pretenderlo, una idea…