Las empresas dicen que las restricciones al aborto en EE.UU. son ‘malas para los negocios’

Cerca de 200 líderes empresariales han firmado una carta abierta argumentando que las medidas de EE.UU. para restringir el aborto son «malas para los negocios».

La campaña llega cuando varios estados de los Estados Unidos han aprobado o están considerando nuevas leyes de aborto más estrictas.

Entre ellos se encuentran los controvertidos «proyectos de ley sobre los latidos del corazón», que prohibirían el aborto una vez que se detecte un latido fetal.

La carta publicada en el New York Times decía que las restricciones al aborto amenazan la salud del personal y de las clientas.

Los directores generales de Slack, Square, Zoom y Bloomberg fueron algunos de los que firmaron la carta titulada «Don’t Ban Equality», según la Unión Americana de Libertades Civiles que ayudó a organizar la campaña.

«Restringir el acceso a la atención integral de la salud reproductiva, incluido el aborto, amenaza la salud, la independencia y la estabilidad económica de nuestros empleados y clientes», dice el informe.

«Deterioro de nuestra capacidad para construir una fuerza laboral diversa e inclusiva, reclutar a los mejores talentos en todos los estados y proteger el bienestar de todas las personas que mantienen nuestros negocios prósperos día a día».

«En pocas palabras, va en contra de nuestros valores y es malo para los negocios», dice la carta.

Contragolpe del negocio
Los proyectos de ley sobre los latidos del corazón buscan hacer que el aborto sea ilegal tan pronto como los latidos del corazón del feto sean detectables.

En la mayoría de los casos, esto ocurre a las seis semanas de un embarazo, antes de que muchas mujeres se den cuenta de que están embarazadas.

Varios gigantes de los medios de comunicación estadounidenses han declarado públicamente que reconsiderarán la filmación en Georgia si entra en vigor la nueva y estricta ley de aborto del estado.

Disney, Netflix y WarnerMedia se han opuesto a la legislación.

Bob Iger, el director ejecutivo de Disney, dijo que el proyecto de ley sobre el latido del corazón de Georgia haría «difícil» seguir filmando allí.

WarnerMedia dijo que reconsideraría Georgia «si la nueva ley se mantiene» y Netflix ha dicho que «reconsideraría» sus producciones en el estado si la ley entrara en vigor.

Georgia gana miles de millones de dólares con producciones cinematográficas y televisivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *